En la provincia de Catamarca, a 87 km de la reconocida Ruta N° 40 y 245 km de la Capital Catamarqueña, podés encontrar la ciudad de Andalgalá. Una belleza natural protegida por montañas imponentes, dónde las experiencias de senderismo, cabalgatas o trekking, se mezclan con un recorrido por lugares casi detenidos en el tiempo.
Ciudad de una piedra única en el mundo, la Rodocrosita, La rosa del Inca; que aporta identidad al trabajo de cada uno de sus artesanos. Ciudad de ruinas ancestrales y culturas aborígenes, de historias que merecen ser contadas. De veranos que vibran entre cantores y festivales.
La ciudad del membrillo, del olivo, de nogales, gaznates y buenos vinos. Pero sobre todo, una ciudad de personas cálidas y dispuestas a recibir a quien la visite, como uno más de su familia. Personas que transmiten su cultura, sus raíces, su identidad en cada cosa que hacen, porque todo lo hacen de corazón.